Más
info

Si desea ver el menú de informaciones, pulse en "Más info" o use su teléfono en posición apaisada.

Índice de temas religiosos
El (anti) papa Francisco trabaja para el Demonio

Controlar nuestras emociones, deseos y sentimientos

(Inteligencia emocional: cómo educar, controlar o amaestrar nuestras pasiones)

(en elaboración, nov. 2019)

Para controlar nuestras emociones, primero tenemos que saber identificarlas, ponerles nombre: "tú eres rechazo, tú odio", no confundirlas aunque a veces se presenten a la vez o muy seguidas una detrás de otra.

Una vez identificadas correctamente podemos darle a cada una su mejor remedio (si confundimos un gato con un tigre, meteremos al gato en la jaula de tigres, y se escapará entre los barrotes).

Índice

Origen de nuestras emociones

Por dónde "pasan", cuál es su "recorrido"

Los 11 tipos de emociones

Qué hacer con las emociones cuando vienen

Fuente de lo que se explica aquí

El origen de nuestras emociones

Sólo hay dos: o nos vienen de la Voluntad o de nuestros dos impulsos Corporales.

En rojo las fuentes de nuestros deseos


Facultades, capacidades, potencias

virtud que los educa (controla o amaestra)

Alma


Vida "intelectiva", propia del hombre

Entendimiento (inteligencia)

Voluntad (apetito superior, racional)

justicia

Cuerpo


Vida sensitiva (como los animales)

Sentidos externos (los 5 sentidos)

Capacidad de movernos

Sentidos internos ("sentido común", "imaginación", valoración básica del entorno y memoria)


Apetitos inferiores, sensibles (deseos sensibles, instintos)

apetito irascible (luchar por conseguir lo difícil)

fortaleza

apetito concupiscible (luchar por conseguir lo placentero)

templanza

Vida vegetativa (como las plantas)

Capacidad de nutrirnos, crecer y reproducirnos

Las virtudes, como se explica más en su artículo, son buenos hábitos:

justicia: voluntad de dar a cada uno lo que le corresponde.

fortaleza: mantenernos en acción hacia nuestro deber a pesar de los contratiempos.

templanza: moderación de nuestros impulsos para no caer en excesos en ningún sentido.

Por dónde "pasan", cuál es su "recorrido"

Normalmente la Voluntad debería actuar razonablemente en base a lo que le dice la Inteligencia, informada por los sentidos del cuerpo, como indica el gráfico:

funcionamiento normal de la inteligencia, voluntad y cuerpo
Es decir, los sentidos corporales internos informan a la Inteligencia de que "tenemos sed", ésta le dice a la Voluntad las varias formas de calmar la sed (tomar fruta, beber agua,...) y ésta decide qué hacer (comerse un trozo de melón).

No funcionamos bien cuando hacemos "lo que nos pide el cuerpo":

funcionamiento anormal del cuerpo inteligencia y voluntad
La Inteligencia calla y sólo apoya lo que le manda el Cuerpo, y la Voluntad obedece. Esto es lo que llamamos "ser esclavos de nuestras pasiones", "tener una adicción -al chocolate-", etc.

Esto del funcionamiento normal y anormal está bastante más explicado en este otro artículo.

Los 11 tipos de emociones

Emociones:



En relación al PLACER o lo contrario: el DOLOR


PLACER

Amor: querer dar a otros placer

1

Deseo: querer acercarnos a la fuente de placer

2

Alegría: sentir el placer

3

DOLOR

Odio: querer dar a otros dolor

4

Aversión, rechazo: querer alejarnos de la fuente de dolor

5

Pesar, tristeza: sentir el dolor

6

Reacción frente a una DIFICULTAD

Por conseguir algo BUENO

Esperanza, confianza: querer alcanzar lo bueno superando la dificultad (porque lo creemos posible)

7

Desesperanza: no querer por creer lo contrario

8

Por escapar de algo MALO

Valor: querer escapar de lo malo que viene

9

Miedo, temor: no querer por creer lo contrario

10

Ira, cólera: sentir que lo malo nos ha alcanzado

11



Qué hacer con las emociones cuando vienen

No dejar que tomen intensidad, que crezcan, cortarlas cuando son pequeñas (como hacía El principito con los baobabs que le crecían en su minúsculo planeta y que amenazaban destruirlo, como recomendaban en los libros de moral: arranca el arbolito cuando todavía es pequeño, porque luego, cuando sea más grande, probablemente no puedas).

Para actuar con energía las emociones no ayudan

Lo sabe cualquier artista, cualquier deportista de élite...



Usar mucha energía en un acto, actuar violentamente, no es malo en sí

Si las circunstancias lo requieren hay que actuar violentamente. No estamos hablando de las guerras santas (imposibles en estos tiempos de falsa Iglesia), sino en casos más cotidianos: si vemos que a alguien le ha caído un armario encima, hemos de ir corriendo a sacar el armario con toda nuestra energía.

Son las películas inspiradas por el Demonio (casi todas) o los espectáculos futbolísticos que nos muestran, para engañarnos, que es necesario enfadarse para luchar contra el opositor. (Ver también por qué las películas son dañinas por vía de la sugestión).

Además, la ira es pecado siempre

La "ira justa", la "santa ira", la "santa indignación", la tuvo Jesucristo, Dios, pero nosotros no somos Dios y no sabemos ejercer una ira sin sobrepasar los límites de la justicia. Esto lo dicen todos los santos.

Ejemplos de actuar sin emoción



Cuento del chino



Foto de S. Jorge matando al dragón



S. José cuando vio encinta a la santísima Virgen

El Evangelio no dice que la preguntara, tuvo que ser un ángel en un sueño quien le diera solución a su pregunta.



Evidentemente y sobre todo: Jesucristo







Fuente

Todo esto son las enseñanzas de S. Tomás de Aquino, el mayor doctor de la Iglesia. Los términos que usa S. Tomás se han traducido con esta correspondencia:

Aquí se usa

S. Tomás lo llama

Emociones

Pasiones

No querer

Conciencia afectiva de estímulo desfavorable

Sentir

Posesión afectiva

Querer dar a otros algo

Conciencia afectiva de estímulo

Reacción frente a una dificultad por conseguir algo bueno

Reacción de urgencia ante un estímulo favorable más resistencia a la consecución

Reacción frente a una dificultad por escapar de algo malo

Reacción de urgencia ante un estímulo desfavorable más resistencia al escape

Voluntad

Apetito superior, racional

Impulsos corporales

Apetitos inferiores, sensibles







Este sitio es cada vez más difícil de encontrar con los buscadores, por lo que se explica en este otro sitio. Si quiere volver a él, mejor que se acuerde de su nombre (ecomercado.es).

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!

Estas páginas son apuntes que pueden contener errores de un servidor y se van mejorando con el tiempo y la gracia de Dios.

Copyright - Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba