Más
info

Comunión de los santos

Todas las obras buenas que hacemos y sacramentos que recibimos beneficia al resto de miembros de la Iglesia.

Pero la comunión de los santos no llega a los que rechazan a Cristo y los cristianos en pecado mortal.

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright - Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba