Más
info
Ecomercado.es
Las cosas de salud, bien sencillas
Índice de temas católicos
El (anti) papa Francisco dice herejías

Consecuencias cotidianas del pecado original

Son consecuencia de haber sido expulsados del paraíso, donde veíamos cara a cara a Dios, veíamos claramente su voluntad, lo justo, lo correcto, lo bueno. Esta pérdida nos provoca:

Otras son rastro de la desobediencia de nuestros primeros padres:

Los males corporales como castigo del pecado original

Una cosa es causa indirecta de otra, si es causa que remueve los obstáculos: así se dice en el libro VIII de los Físicos 12 que quien retira una columna, indirectamente remueve la piedra superpuesta (a la misma). Y de este modo el pecado del primer padre es la causa de la muerte y de todos los males de la naturaleza humana […]. Por esto, sustraída esta justicia original por el pecado del primer padre, así como fue vulnerada la naturaleza humana en cuanto al alma por el desorden de sus potencias […], así también se hizo corruptible por el desorden el cuerpo mismo. Mas la sustracción de la justicia original tiene razón de castigo, como también la sustracción de la gracia. Por consiguiente, la muerte y todos los males corporales consecuentes son ciertos castigos del pecado original. Y aunque estos males no fueran intentados por el pecador, sin embargo, han sido ordenados por la justicia de Dios, que castiga [por el pecado]. (Santo Tomás de Aquino. Suma Teológica, I-II, q. 85, a. 5)



Copyright  -  Aviso legal   -   Arriba