Más
info
Índice de temas religiosos
El (anti) papa Francisco trabaja para el Demonio

Deber de ir bien vestidos (decentemente)

Una de las consecuencias del pecado Original es "que se vieron desnudos" y necesitaron cubrirse.

Pío XI, en 1930, dictó las siguientes normas:

Las mujeres son más sensibles a la belleza y es correcto que cuiden más la belleza de sus vestidos o arreglos personales (uñas, pelo,...).

Evidentemente, para asistir a los actos religiosos hay que extremar estas recomendaciones e ir lo más elegantes posible, acordes con la importancia del acto. (Mujeres con velo, no zapatillas de deporte, no tejanos, sí corbata, etc...)

Copyright  -  Aviso legal      
Arriba