Más
info

Índice de temas religiosos
El (anti) papa Francisco trabaja para el Demonio

Estas páginas son apuntes que pueden contener errores de un servidor y se van mejorando con el tiempo y la gracia de Dios.

En concreto, qué tenemos que hacer

Para todos

Estudiar

Debemos estudiar y conocer la doctrina. “Faltan gravemente los que descuidan aprenderla”. Catecismo Mayor de S. Pío X. (Los catecismos no son infalibles, pero...)

¿Cómo vamos a amar lo que no conocemos? ¿Qué amor va ser el nuestro si no queremos conocer lo que amamos?

“Cuanto más clara y plenamemente se conoce el bien, más intensamente se le quiere y se le ama”, “El que ama, dice Santo Tomás, no se contenta con un conocimiento superficial del amado, sino que se esfuerza por conocer cada una de las cosas que le pertenecen intrísecamente” Divinum illud munus, de León XIII, 9/5/1897.

Estudiando aprendemos, por ejemplo, que todo lo que hagamos por los demás a disgusto pierde su valor como satisfacción, expiación, aunque mantiene su valor meritorio, de aumento de gracia. Todas las penas que suframos a disgusto pierden su valor como satisfacción, por ello es muy imporante saber qué hacer con las dificultades diarias de la vida, las cruces, las penas.

Oración

En estos tiempos que no hay curas (excepto principalmente en Norteamérica, desde Chiapas hasta Michigan), lo más recomendable es rezar el rosario y hablar con Dios un rato cada día.

Ayuno

Dejar de consumir, tanto con el cuerpo (exceso de comida) como con los sentidos (viajes, espectáculos, exposiciones, películas, internet, relaciones sociales,...) como con el intelecto (curiosidad, dedicarnos a frivolidades,...)

Evitar errores con la dieta

azúcar, soja, sal refinada, tabaco, drogas, medicinas,...

Caridad

Todas las buenas obras (o limosnas), que hacemos a los demás: hijos, padres, esposos, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, clientes (gente a quien servimos), proveedores (gente que nos sirve),... (el amor tenemos que empezarlo por los más cercanos: padres, hijos,... inútil intentar nada si no amamos a los padres).

También para los seglares: los “consejos evangélicos”

Pobreza

Como dijo Jesucristo, es bastante difícil que los ricos entren en el reino de los cielos. Pero no es imposible: tanto Abraham, Jacob, etc. eran muy ricos. (Es bastante difícil porque el sólo mantener las posesiones requiere mucha atención, tiempo que tenemos que detraer de oración o caridad; requiere aceptar mucho “mundo” y finalmente requiere más heroísmo perder mucho por amor a Dios que el que no tiene nada que perder).

La “pobreza” debe ser también espiritual: pobre de pasiones, pero sobre todo de orgullo.

Castidad

Para todos: solteros, viudos y casados (puede usarse mal del matrimonio).

Obediencia

Para todos: hijos a padres, mujer a marido, marido a su jefe,...



Copyright  -  Aviso legal      
Arriba