Más
info

Fundación de la Iglesia

Jesucristo desde el principio se rodeó de unos hombres, discípulos especiales que dejaron todo por seguirle.

Los seleccionó para ayudarle en su labor.

Al marcharse les encomendó que fueran y anunciaran su doctrina a todas las naciones.

(Podía haberles dicho: "ya enviaré yo el Espíritu Santo a quien crea conveniente", pero no lo hizo así, sino: "id y predicad a todas las naciones")

Es decir, encargó a unos hombres (machos, dedicados 100% a esta labor) que hicieran de intermediarios / representantes / mensajeros suyos.

Los curas, obispos, papa, son los intermediarios con Dios. (Casi ninguno de los actuales, por lo dicho aquí).

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright - Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba