Más
info

Índice de temas religiosos
El (anti) papa Francisco trabaja para el Demonio

Estas páginas son apuntes que pueden contener errores de un servidor y se van mejorando con el tiempo y la gracia de Dios.

Grupos que reconocen al papa como autoridad legítima pero le desobedecen

El problema principal es que esos grupos además no tienen verdaderos sacerdotes, como explicado en este otro artículo.

Reconocer al papa y desobedecerle es una contradicción, es un grave pecado (es la definición de cisma, de cismático *), pero hay varios grupos que lo hacen (principalmente la FSSPX o sus escisiones como la USML, o los que defienden la tesis Cassiciacum).
En vez de usar la palabra "desobedecer", suelen usar "resistir", y así, en Francia se les denomina "la résistance". Suelen llamarse también "tradicionalistas".

La Tesis Cassiciacum

Afirma que hay un papa pero que no es papa. Que si mañana se convirtiera, sería papa.

Reconocen la secta Vaticana como legítima autoridad pero no aceptan su doctrina.

Afirman cosas como:

"L'Istituto (...) non può accettare queste nuove dottrine contrarie alla fede e ai costumi, ma che non può neppure incitare i fedeli alla disobbedienza verso la legittima autorità nella Chiesa". (sic)
(www.sodalitium.it -> Chi siamo)
"El Instituto (...) no puede aceptar estas nuevas doctrinas contrarias a la fe y a las costumbres, pero que tampoco puede incitar a los fieles a la desobediencia hacia la legítima autoridad de la Iglesia".

Nefastas consecuencias

Se mantiene a los fieles confusos, tanto más cuanto los que defienden la tesis aparecen anunciados en sitios de la secta Vaticana, como aquí.

Estos sitios usan argumentos falaces, inspirados por el demonio, opuestos del modo de hablar de Jesucristo o del magisterio de la Iglesia.

Así afirman:

Pero a menudo las pequeñas diferencias son los indicadores de algo mucho más importante que no es visible.

Y, si son tan pequeñas e insignificantes las diferencias (como afirman los que defienden la Tesis Cassiciacum o los de la "Résistance"), ¿porqué se aferran a ellas los que las consideran “pequeñas e insignificantes”?

(*) Hay que recordar que la bula “Cum ex apostolatus officio” en su punto 5, declara la excomunión “ipso-facto” (sin necesidad de juicio ni condena oficial), a los que favorecen a herejes o cismáticos.



Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright  -  Aviso legal      
Arriba