Más
info

Ira nunca, quejarnos casi nunca

Un par de artículos, en otra web:

Para nosotros pecadores es muy arriesgado dar pie a la ira, es casi imposible utilizarla rectamente.

Cuándo es justo quejarse y a quien (muchas menos veces de lo que nos creemos).

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright - Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba