Ir a versión        
móvil                 
Ecomercado.es
Las cosas de salud, bien sencillas
Índice de temas católicos
El (anti) papa Francisco dice herejías

Mejor que animales racionales

Se habla de los reinos de la naturaleza:
  • El mineral (seres sin vida)
  • El vegetal (seres con vida  pero insensibles)
  • El animal (seres sensibles  pero irracionales)
  • El humano (seres racionales  y    ...)
  • Y todos sabemos que la razón sirve para:
    • calcular (si vienen 12 personas a comer y caben 4 en cada mesa, pues necesito 3 mesas)
    • comparar cosas medibles (mi auto mide tres palmos más que el tuyo)
    • razonar (si viene a cenar Salomé y no come pescado pues tendré que prepararle otra cosa)
    Pero todos sabemos que para las cosas importantes de la vida:
    • a qué nos dedicamos
    • con quien nos casamos
    la razón no sirve para nada.
    Como decía Pascal: «El corazón tiene razones que la razón no entiende»
    Lo más importante de nosotros como seres humanos no es la razón.
    Por supuesto que tenemos que alimentarnos como hacen los animales, pero somos mucho más que un animal.
    Por supuesto que tenemos que usar la razón para calcular y poner los cimientos de la casa antes que construir el tejado, pero somos mucho más que un animal racional.
    Jesucristo nos propone que desarrollemos esa parte de nosotros que es infinitamente mejor que la razón y que ser un animal.
    Decir que somos animales racionales es un grave insulto, es dejar de lado lo mejor de nosotros. Es como si hablando de alguien dijéramos: "Fulanito es un saco de carne, huesos, grasa y sangre". Y todo eso es verdad, pero Fulanito es muchísimo más que eso.

    Fabricamos robots que barren solos el suelo de casa, trenes que funcionan solos,... y son muy útiles, pero no son nada comparados con una persona.

    Cuando alguien nos propone algo perfectamente lógico... ¡qué mortal de aburrimiento!

    La vida, sin las locuras que nos propone Jesucristo,... (y que es justamente lo mejor nuestro):

    • ama a tus enemigos,
    • devuelve bien por mal,
    • cuanto más me quieras, más duras pruebas te enviaré
    • llora amargamente por tus pecados y a la vez siéntete lleno de mi dicha
    • sed astutos como serpientes y cándidos como palomas
    • confiad en lo imposible
    • tened esperanza cuando veáis todo perdido
    Todo lo anterior le parecen locuras a nuestra alma racional porque son cosas que caen fuera de sus posibilidades.

    Es como intentar explicar a un perro porqué nos hemos comprado una camisa verde.

    O como intentar explicar los colores a un ciego o el sabor del melón a quien no lo ha probado nunca.

    Pero la experiencia más excitante/alucinante/dichosa de la vida es practicar lo que nos dice Jesucristo.



    Ir a versión        
    móvil                 
    Copyright   Aviso legal Arriba