Más
info
Índice de temas religiosos
El (anti) papa Francisco trabaja para el Demonio

El perdón

Es algo fundamental en la religión. A nosotros Dios nos perdona porque somos imperfectos, a los ángeles no puede perdonarles porque en ellos no pueden rectificar (no son maleables como el cobre, son como el diamante, que no se puede curvar; por eso unos son benditos y otros condenados por toda la eternidad).

Cristo murió perdonando a los que le crucificaban, como los mártires cristeros (en México) o los de la guerra de España de 1936.

Es tan importante perdonar que lo recordamos cada día en el Padrenuestro: “Perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”.

Perdonar no significa:

Hay personas que piden perdon:

que son las 5 condiciones para hacer una buena penitencia / confesión: examen de conciencia, dolor de corazón, propósito de la enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia.

Si la persona que ha producido el daño no cumple esas 5 condiciones, además del daño, miente, lo cual es bastante frecuente, pues unos pecados llevan a otros igual que unas virtudes desarrollan también otras.

Dicha la norma, tenemos que recordar aquéllo de “ver la paja en el otro y no ver la viga en el nuestro”, “que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra” y el consejo de todos los santos: “soportémos con caridad los unos a los otros” (Ef. 4:32, Col 3:13).

Que quiere decir:

y no quiere decir:

Copyright  -  Aviso legal      
Arriba