Ir a versión        
móvil                 
Ecomercado.es
Las cosas de salud, bien sencillas
Índice de temas católicos
El (anti) papa Francisco dice herejías

Quienes son nuestros enemigos

Son enemigos porque quieren que hagamos el mal, quieren que nuestra alma se condene.

Demonios

(Son los principales, pues el Mundo y la Carne son sólo instrumentos suyos).

Tienen cuatro atributos:

  1. «príncipes», por la excelencia de su naturaleza, muy superior a la nuestra

  2. «potestades», porque nos superan por su poder

  3. «rectores del mundo de las tinieblas», porque gobiernan / poseen / dirigen a los que viven esclavizados por las torpezas y la ignorancia de una vida infame y criminal, tienen sus delicias con el diablo, que es el príncipe de las tinieblas

  4. «espíritus malignos», porque aunque nos tienten con delicias su objetivo siempre es que condenemos nuestra alma

(Una imagen de uno de ellos es "El Señor de los Anillos". Muchas sagas heroicas son luchas contra enemigos más perfectos, poderosos y malvados).

(Ver aqui la explicación de cómo tienta el diablo)

(Y aquí la misma explicación en forma de metáfora de subir a un árbol)

Son poderosas las fuerzas de nuestros enemigos, invencible su ánimo de perdernos, cruel e implacable su odio contra nosotros, y continua la guerra que nos hacen, de modo que no cabe con ellos paz ni tregua. Y son invisibles. Por eso se dice que están "esparcidos en los aires."

Otras culturas los llaman "voladores". También las expresiones coloquiales nos indican que hay cosas en el aire, indicando que es sutil, invisible pero real: "se respiraba que algo iba a ocurrir", "el ambiente era cargado / había mal ambiente", "me olía mal todo aquel asunto".

Nuestros enemigos redoblan sus envites al acercarse el momento de la muerte, por lo importante que es.

Mundo

Es todo lo que vemos a nuestro alrededor que nos tienta:

  • Con la mentira, informaciones falsas, productos de entrada muy bonitos para deslumbrarnos y que no veamos su lado oscuro.

  • Con entretenimientos: cine, juegos, espectáculos deportivos, políticos, cotilleos sociales en tv, internet, facebook,...

  • Con informaciones poco importantes

  • Con el cambio contínuo, con el desorden

  • Con miedos

      "no temamos a los que matan al cuerpo" (Mateo, X, 28).
      "todos los que quieren vivir virtuosamente según Jesucristo, han de padecer persecución" (II, Timoteo, III, 12)

Todo ello para ocupar nuestra atención y así olvidarnos de lo fundamental.

El Mundo nos fomenta la independencia: de nuestros padres, de nuestra esposa / marido, de nuestros hijos, de nuestros amigos, vecinos,... (porque es justo lo contrario de la realidad: somos totalmente dependientes de Dios, y dependientes de la sociedad donde vivimos, de nuestras relaciones,...hasta del aire que respiramos).

Carne

Nuestro cuerpo con sus apetencias de placer que nos hacen olvidar nuestros deberes. Está en nuestra mano cuidar el fino equilibrio entre alimentar y cuidar al cuerpo lo necesario sin caer en el pecado. Si comemos por gusto y no por hambre: gula. Si estamos con el marido/mujer por placer y no sirviendo a Dios: lujuria.

Nuestro cuerpo NO es nuestro enemigo cuando hace algunas cosas: enfermedades, cánceres, parálisis, etc.
Lo que pasa es que no sabemos entender correctamente lo que está haciendo. Los descubrimientos del Dr. Hamer nos ayudan a entender bien las reacciones del cuerpo.

Moraleja

Ya podemos pedir ayuda a Dios, la Virgen, los santos y ángeles porque los enemigos son poderosos, y así podremos decir:

"El Señor es mi iluminación y mi salud (salvación). ¿A quién temeré?" Salmo 26


Ir a versión        
móvil                 
Copyright   Aviso legal Arriba