Más
info

Índice de temas religiosos
El (anti) papa Francisco trabaja para el Demonio

Estas páginas son apuntes que pueden contener errores de un servidor y se van mejorando con el tiempo y la gracia de Dios.

Sacramentos

(son actos mágicos por los cuales recibimos la fuerza de Dios. Pueden dar fuerzas “generales”, que usaremos en todos los aspectos de nuestra vida, o fuerzas específicas para cumplir con las nuevas obligaciones de algún sacramento particular -por ejemplo, el matrimonio da fuerzas generales y particular para cumplir con las obligaciones de casados)

Son los medios principales por los que recibimos gracias de Dios.

Gracia que confiere cada sacramento

Bautismo: nacimiento como células formando parte del invisible cuerpo de Cristo.
En caso de muerte de un recién bautizado o los mártires, van directos al cielo sin pasar por el purgatorio, pues el bautismo (y el martirio) borra todo pecado e incluso las penas temporales.
(El martirio debe ser por amor a Dios, no por amor hacia los demás o por "una buena causa").

Confirmación: fortalecimiento, crecimiento (del alma) dentro del cuerpo de Cristo

Eucaristía: alimentación (del alma)
"Si no comiereis la carne del Hijo del hombre y bebiereis su sangre, no tendréis vida en vosotros".

Penitencia: reparación de las heridas (del alma) (sacramento de la penitencia, confesión)

Matrimonio: procreación, multiplicación (de las almas) de la Iglesia militante.

Orden Sacerdotal: formación de jerarquía, de estructura corporal de la Iglesia.

Extremaunción: de fortalecimiento (del alma) para el momento de la muerte

"XV. De las asechanzas del demonio en aquella hora. 621. (...) Nunca el enemigo del linaje humano cesa de maquinar nuestra muerte y ruina, mientras vivimos en este mundo. Pero en ningún tiempo emplea todo su esfuerzo con más furia en perdernos del todo, y arrancarnos, si fuese posible, la esperanza en la misericordia de Dios, como al ver que se acerca el último día de la vida. Por lo mismo se provee a los fieles de armas y fuerzas mediante este Sacramento, con las cuales puedan destruir el esfuerzo y el ímpetu del enemigo, y hacerle vigorosa resistencia. Porque con esa gracia se conforta y se alienta el alma del enfermo con la esperanza en la bondad de Dios, y esforzado con ella, lleva con menos trabajo todas las molestias de la enfermedad, y burla más fácilmente las artes y astucias del demonio que le acecha para derribarle." Catecismo de Trento.

Actos mágicos

Los sacramentos pueden verse como actos mágicos ejecutados por un “mago” / “brujo” / “chamán” sobre el que lo recibe, usando unas “fórmulas mágicas” (palabras, “forma” es su término teológico), y usando unos ritos y/o materiales (“materia” es su término teológico). Así, en el bautismo el sacerdote usa agua (materia) y pronuncia una frase (forma) mientras derrama el agua sobre la cabeza del receptor.

Dichos actos mágicos producen unos efectos invisibles en el receptor. En términos teológicos el receptor recibe gracias de Dios, como decíamos al inicio. Aunque son invisibles es lo único importante, claro.

Evidentemente, todos los magos, brujos, lamas, chamanes, se llamen como se llamen, interlocutores entre el mundo material y el espiritual, si no son de la Iglesia, están trabajando para el Diablo en mayor o menor grado. (Si son como curanderos, que se dedican exclusivamente a utilizar los aspectos medicinales de las hierbas u otros materiales, o a componer huesos, esos no tienen trato con el Diablo).







Copyright  -  Aviso legal      
Arriba