Ir a versión        
móvil                 
Ecomercado.es
Las cosas de salud, bien sencillas
Índice de temas católicos
El (anti) papa Francisco dice herejías

Trucos para desanimar a los demonios

  • Los diablos no pueden hacernos caer en las tentaciones si nosotros no queremos. Cuando se nos presenta la tentación podemos dirigir nuestra atención a cualquier otro de nuestros deberes o mejor aún, hacer un bien (una oración, recordar cómo soportó la misma situación JC, recordar cómo nos hacemos más semejantes a Cristo al imitarle, etc., ). Haciendo un bien cada vez que nos tientan hace que a los demonios les queden pocas ganas de tentarnos pues ven que acaban fortaleciéndonos. (A esto se llama el “agere contra”: hacer lo contrario de lo que nos sugiere el demonio).

  • Hacer respiraciones profundas, contar hasta 10,... remedios para no dejarnos llevar por malos impulsos.

  • Conocerles bien (y al Demonio) para poder reconocer fácilmente sus tentaciones : «Tengo yo tanta experiencia de que es cosa del demonio que, como ya ve que le entiendo, no me atormenta tantas veces como solía» (Santa Teresa. Vida 30,9).

  • Pedir consejo a alguien que sepa más que nosotros. (Al demonio no le gusta que sus tentaciones sean conocidas públicamente).

  • Evitar tomar decisiones cuando estamos tristes, cansados, o enfermos.

  • Contarle a alguien nuestras tribulaciones, aunque sea a nuestro perro.



Ir a versión        
móvil                 
Copyright   Aviso legal Arriba