Más
info

La Iglesia está sin Papa verdadero (desde 1958)

Porque desde entonces son judeo-masones (*).

Esto no es un cotilleo de internet, es el resultado de la misión que encargó el papa Pío XII al padre Luigi Villa: que descubriera la infiltración masónica en la Iglesia (lo publicó en la revista Chiesa viva . com en 1978, pueden descargarse los números de la revista desde 2002. Ojo, en esa revista creen en el linaje del Sr. Lefebvre. Ver lo dicho aquí)

Además, podemos comprobar nosotros mismos que son herejes por la falsa doctrina que enseñan, claramente contraria a lo que dijo Nuestro Señor Jesucristo.

La misión de los masones es destruir la Iglesia.

Así, estamos en situación de "Sede Vacante", como cuando se muere el papa.(Aquí se aclaran las preguntas más frecuentes sobre esta afirmación)

Ver más sobre la situación actual de la Iglesia.

Para los que dudan que un simple fiel pueda defender la Verdad, este excelente artículo.

Enlaces

Directorio de sitios religiosos

Consecuencias

y entonces, ¿dónde vamos a una misa verdadera -tradicional y "non una cum"?

Para información de dónde se puede asistir a una misa válida y “non una cum” en España pueden escribir a la dirección de correo:

misas non una cum en España



Pueden también contactar con el P. Ramiro (en Guadalajara -España-. Viaja por el resto del país y a Londres). Cree que la Santa Sede: “está ocupada pero por el Anticristo”. Él está ordenado por Mons. Guerra-Campos (Ojo: cree en el linaje del Sr. Lefebvre).

Su web es parasalvartualma.blogspot.com.es , tel: 0034 622 908245


(En otros sitios -México, USA, Londres, Argentina,...- hay más curas, pero en Europa…)


(*) Tal como los denominaba Francisco Franco. Que pertenecen y utilizan las organizaciones secretas (como la masonería) para sus fines es público (como puede leerse aquí sobre el Sr. Bergoglio). Lo de judaicos se ve en que frecuentan sinagogas, hacen celebraciones judaicas (sin cruz) con ellos en la catedral de Buenos Aires, etc.

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright - Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba