Más info Ecomercado.es
Las cosas de salud, bien sencillas
Ver en versión no móvil
Índice de conceptos católicos
El Sr. Bergoglio dice herejías

Los diez mandamientos

  • son recordatorios, para nuestra olvidadiza memoria

  • son indicaciones precisas, para nuestro confuso entendimiento

  • son órdenes, para nuestra apática voluntad

    (los avanzados en el camino espiritual no los necesitan, igual que ningún adulto necesita en cada enchufe de corriente una señal de prohibido meter los dedos en el enchufe: es que ni se le ocurre)

Los 10 mandamientos son como los apuntes o resúmenes que se hacen los estudiantes de una materia para recordar de una ojeada sus puntos más importantes.

Los 3 primeros (los que Dios grabó en la tabla derecha que le dió a Moisés, el lado derecho es el de mayor dignidad) son nuestras obligaciones para con Dios (y son más importantes que el resto) y los 7 restantes son nuestras obligaciones para con los demás.

1er Mandamiento: No adorar a ningún dios mas que al solo Dios verdadero.

En concreto quiere decir:

  • no amar nuestras riquezas, hijos, mujer, marido, prestigio, placer, más que a Él.

  • dedicar toda nuestra vida a la gloria de Dios. Es decir: Intentar conseguir con nuestros actos que los demás lleguen a decir "qué gran Dios que tenéis por modelo". ¿Cómo? Intentando siempre actuar como lo haría Jesucristo en cada situación.

  • reconocer que Dios nos da la vida y nos mantiene en cada instante.

  • no esconder que somos católicos: bendecir la comida, llevar una cruz con Cristo crucificado en el pecho, santiguarnos a cada momento -cuando oímos una blasfemia, al salir de casa, etc. (¡Hasta los fan de equipos de fútbol o grupos musicales exteriorizan más su devoción que nosotros!).
    Tener en cuenta siempre a Dios en nuestro habla: decir "si Dios quiere" (al hablar de nuestros planes), "gracias a Dios", "Dios me libre", "que sea lo que Dios quiera",...

  • Así como honran a Dios los que imploran su favor y auxilio en sus tribulaciones, así le niegan el honor debido los que no le piden su socorro. (Antes de empezar cualquier cosa, encomendarse a Dios. Que no pueda decirse aquéllo de "lo hizo sin encomendarse a Dios ni al Diablo").

  • Estudiar la doctrina.

2º Mandamiento: No tomarás el nombre de Dios en vano.

(no jurar salvo en caso grave).

3er Mandamiento: Santificar las fiestas

Reservar los días de fiesta para mejorar nuestra relación con Dios. Ver en qué nos equivocamos, ver qué vamos haciendo bien. No trabajar (ni hacer que trabajen los demás para servirnos: p.ej., no ir de compras).

4º Mandamiento: Honrar a tu padre y a tu madre

Como hijos, querer, obedecer a los padres. Incrementar su prestigio por nuestras obras.
¿Seríamos capaces de hacer como Isaac, que dejó que su padre le atara y pusiera encima de la leña? ¿Amamos a nuestros padres o sólo les usamos?
Como padres, cumplir con nuestras obligaciones con nuestros hijos: enseñarles, darles ejemplo, dirigirles. ¿Ven ellos en nosotros la autoridad de Dios? (P.ej.: Nunca discutir entre los cónyuges delante de ellos). Nosotros somos responsables de nuestros pecados y de todos los pecados de las almas que estén a nuestro cargo.

5º Mandamiento: No destruirás la obra de Dios

(No odiarás, no matarás ni tendrás ira de pensamiento con pasión, no enfadarse ).

(No destruir el alma de los demás: pecado de "escándalo", provocando que otro peque mortalmente o dañándole su desarrollo con mentiras, o verdades por encima de lo que es capaz de asimilar por su edad,...)
(No destruir la reputación de los demás: pecado de "maledicencia")

"el que odia a su hermano es un homicida", "todo aquel que se aira contra su hermano será reo de juicio", "peca quien se enoja contra su hermano, aunque reprima en su interior la ira(*), y peca más gravemente quien manifiesta exteriormente su enojo, y todavía más quien no teme maltratar duramente a su hermano e inferirle injuria"(**). "La ira sólo es aceptable si no procede de pasión, como castigo a inferiores culpables" (hijos, subalternos,...) Catecismo de Trento.
(*)Sentir la tentación de la ira, la aparición de la ira en nuestro corazón no es pecado. Pecado es consentir en ella, dejarnos llevar por ella, especialmente de pensamiento (aunque añadimos más pecado si además lo expresamos).
(**)Pecado de pensamiento: 100 (el más grave)
si además pecamos de palabra: 30 más (total 130)
si además le herimos el cuerpo: 10 más (total 140)

Ejemplos de odio:

  • Insultar, guardar rencor, hacer burla, amenazar, chantajear, publicar defectos ajenos, no servir debidamente a los demás, despreciar, enfatizar lo que nos separa y no lo que nos une (siempre que sean temas de igual importancia), dañar

  • Matar hombres (excepto en ciertas condiciones), pues son imagen de Dios, pero sí animales (para comer) y a cualquier animal que dañe a un hombre.

  • Vengarse (no "tomarse la justicia por la mano", no dañar al que nos daña sino devolver bien por mal).

  • Provocar la ira de otro

    • si yo hago algo injusto al otro (con intención), yo soy reo de lo hecho y el otro de su respuesta.

    • si además tengo en cuenta su punto más flaco... igual soy casi completamente responsable de lo mío y de lo suyo (como cuando damos bebida a un alcohólico o un arma a un niño). (Evidentemente no seré responsable de su ira si un borracho quiere conducir ebrio y se lo impedimos).

    • también puede que yo haga algo justo con intención de irritar al otro. Esto también es odiar.

Nunca envenenar nuestra sangre ni un instante con odio. Nuestro cuerpo es habitáculo del Espíritu Santo, de Jesucristo, ¿cómo vamos a tenerlos en una casa sucia?
"vuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo, que habita en vosotros, el cual habéis recibido de Dios y que ya no sois de vosotros, puesto que fuisteis comprados a gran precio". Catecismo de Trento.

El odio es siempre malo, la violencia, que es hacer las cosas usando mucha energía, puede ser conveniente en algún caso y errónea en otro.
¿Es posible la violencia sin odiar? Perfectamente, como cuando Ud. derriba la puerta de una casa en llamas por salvar a alguien que hay dentro.

El odio (de pensamiento) siempre es pecado, pero materialmente, ¿qué hago? ¿lucho o no? ¿digo algo o no? ¿Qué hacer materialmente frente a algo injusto?

Pecado de escándalo (dañar el alma de los demás)
Todo aquéllo que aleja a los demás de Cristo: nuestro mal ejemplo, provocarles tentaciones, contarles mentiras,.... Vemos normal que la policía mate un loco asesino y nos cuesta (erróneamente) aceptar matar a alguien que destruye el estado de gracia en otro (en la Edad media en algunos casos les mataban).

Pecado de maledicencia, "cotilleo" (destruir la fama de alguien sin causa grave)
Cuando publicamos verdades sobre alguna persona que dañan su reputación sin causa grave, social. (Sabemos que nuestro vecino se emborracha en privado. No tenemos ningún derecho a anunciarlo al vecindario).
En caso de ser testigos de algo que afecta gravemente el bien social, debemos denunciarlo a la autoridad y olvidarnos del asunto.
(Los curas no pueden decir lo que saben por confesión ni para salvar miles de vidas).

Celo amargo
Ser inútilmente desagradable diciendo la verdad.

6º Mandamiento: No fornicar (no usar el cuerpo para placer sexual)

No estar con marido/mujer por placer, sino sólo de la forma que sirva para dar más gloria a Dios. (No control de natalidad de ningún tipo: ni natural ni artificial).

7º Mandamiento: No robar

Roban los que no cumplen diligentemente con su trabajo, los que exigen salario completo sin haber hecho el trabajo debido. El que engaña comprando o vendiendo.

8º Mandamiento: No mentir

  • Ninguna doblez ni fingimiento. No mentir ni en broma. (Pueden hacerse chistes cuando no haya ninguna duda de que lo son, cuando todos los que los escuchan vayan a entender claramente su sentido, y que no son un insulto a nadie)
  • Alardear, “Farolear”, “darse bombo” es mentir (pues sólo hablamos de nuestros méritos y callamos nuestros defectos).
  • Palabras y obras sencillas (no engañar con lenguaje ambiguo).
  • "Aunque a veces es lícito ocultar la verdad, no lo es en el juicio". (No decir la verdad a quien no es justo que la sepa, que la información sólo sirva para avivar sus pecados -curiosidad,... que no le sirva para servir mejor a Dios (el objeto de nuestra vida).
  • No se puede decir todo lo que es verdad. (ver pecado de malidecencia en el 5º mandamiento).
  • No callar cuando debemos hablar. No encubrir a los hermanos frente a los padres en sus fechorías. No esconder, callar, a los padres lo que hacemos mal. No callar las críticas y reproducir las alabanzas.
  • Justificarse es mentir ("yo, pobre de mi:
  • sólo he hecho lo que me dijeron
  • sólo he respondido al otro
  • me engañaron -como dice Eva a Dios-
  • Eva me dió la manzana -como dice Adán a Dios-
  • yo no sabía nada -pero casi toda la ignorancia es culpable)

Casos concretos:

  • Pecan los que elogian maestros de malas doctrinas, prestan oído a las mentiras (y no los reprenden) o siembran discordia.
  • Hablar mal de la doctrina católica y predicadores (recordemos la situación actual de la Iglesia).
  • Los "peores de todos" son los que ocultan la verdad a los enfermos muy graves, apartándoles de la confesión.

9º y 10º Mandamientos: No codiciar los bienes ajenos ni codiciar placer sexual

(estos pecados de pensamiento son más graves que sus homólogos materiales)

También se prohíbe apoderarnos justamente de algo por cuya posesión sabemos que el prójimo sufrirá algún daño.
(sólo debemos/podemos desear lo que es justo, lo que sirve para gloria de Dios. Todo lo que deseamos escuchando a nuestros enemigos es pecado, aunque lo podamos conseguir sin dañar a nadie.
Es justo querer comer cuando tenemos hambre, siempre que el cuerpo saciado lo usemos luego para servir y dar gloria a Dios.)

Los diez mandamientos se resumen en dos:

  • Amar a Dios sobre todas las cosas

  • y al prójimo como a nosotros mismos, para acercarle a Él (como a nosotros no nos insultamos ni nos robamos, evidentemente tampoco tenemos que hacerlo al prójimo)



Más info   


Copyright  



Aviso legal



Arriba