Más info Ecomercado.es
Las cosas de salud, bien sencillas
Ver en versión no móvil
El (anti) papa Francisco dice herejías

Comentario de la película "Once upon a time in the West"

("Érase una vez en el Oeste" o "Hasta que le llegó su hora")

Argumento

Es la historia de la devolución de una armónica.

Empieza cuando Frank (un pistolero), mata al hermano de Armónica y termina cuando éste hace ver a Frank (de una forma peculiar) quien es.

El escenario de la historia es el avance del ferrocarril por el lejano oeste.

Avance facilitado grandemente por el dinero, que sirve para "eliminar los pequeños obstáculos en la vía".

El ferrocarril es el ariete y detrás llega la civilización (de civitas, ciudad) y sus leyes.

Personajes

Morton (M)

M está obsesionado por su objetivo y para ello es capaz de lo que sea sin ningún remordimiento. Le molestan las malas formas ("tuviste que matarlos a todos") pero las acepta ("la mujer sigue viva").

M es un hombre de negocios (su arma es el dinero, y que está obsesionado en acabar la vía llegando al Pacífico antes de morir de una enfermedad que tiene.
M tiene contratado a Frank (F) para que "limpie de obstáculos la vía" (convenza, asuste o mate a los propietarios que se resistan a vender los terrenos por donde tenga que pasar la vía).

M está totalmente poseído, obsesionado con su objetivo; está totalmente insensible a lo demás:

  • Aunque desaprueba lo sanguinario que es F, no le despide, sigue dejando que vaya a "encargarse personalmente de la mujer", etc.
  • Como hombre de negocios, da más importancia al resultado que a los medios: "Si por lo menos esta estúpida matanza sirviera para algo".
  • Su frase típica: "Estamos perdiendo el tiempo".
    • (Frase típica de los 'hombres de negocios': "time is money", el tiempo es dinero o "el tiempo es oro").
  • Sólo se guía por la cabeza, como explica cuando soborna a los secuaces de F para que lo maten:"es un juego muy sencillo, sólo hay que usar el cerebro" (porque el corazón se niega!!!)

Frank (F)

F es un tipo de lo peorcito: capaz de matar a niños a sangre fría por dinero (M le despertó la ambición por el dinero)
(F dice a M: "Estando a su lado he aprendido a pensar en grande")
El dinero le facilita a F sus peores comportamientos: con él puede matar sin dar la cara, pues envía a sus hombres. (El dinero es el socio capitalista complaciente del ego)
Igual que M le contrató a F, ahora es F quien le copia contratando pistoleros. M se lo dice claramente: "Antes te encargabas personalmente de ciertas cosas, ahora envías a tus hombres. Acabarás sólo dando órdenes".
A pesar de esta nueva ambición por el dinero, siempre que puede, evita la sangre:
  • inicialmente no va a matar al niño (no es insensible a los niños)
  • tampoco mata a J (no es insensible a las mujeres)
  • tampoco remata a M moribundo que ha intentado matarle (no es insensible a los enfermos)
Es decir, F (a diferencia de M) no está totalmente desconectado de lo que le dice su corazón, su voz interior, no tan ciego por el dinero que llegue a ser totalmente insensible.

F se altera mucho ("¡Dime quien eres!") cuando A, en vez de dar su nombre, recita los de sus víctimas.
Porque lo que más nos molesta es que nos recuerden las maldades que hacemos para ganarnos la vida.
Y encima, alguien que le conoce tanto y se muestra tan poderoso oponiéndose a sus planes. El colmo del desconcierto para F es cuando A no deja que le maten.
Por eso F no parará hasta que A le diga quién es y qué quiere. Por conocer la verdad deja a un lado "la mujer, el dinero, las tierras" y arriesga su vida batiéndose en duelo con A, que sabe que dispara muy bien.

Tanto él como C se presentan bien afeitados ante la muerte (como alguna gente antigua hace).
F es tramposo y desconfiado (porque él hace trampas y asesina cobardemente):
  • cuando cree que Morton le puede disparar por la espalda
  • cuando, hacia el final, se encuentra con A y éste recoge su revólver para ponérselo, él se prepara para disparar, creyendo que A puede dispararle de improviso.
  • cuando matan a la familia McBain, él aparece el último, detrás de todos sus hombres.
A pesar de todos sus errores él todavía mantiene un rescoldo de dignidad ("Soy un hombre"), para él hay algo todavía más importante que sus posibles ambiciones ("la mujer, la tierra, el dinero"), a diferencia de Morton.

Armónica (A)

A está completamente guiado por lo que le sale del corazón.

Tiene un comportamiento impecable:

A impide las maldades pagadas con dinero:

  • matarle a él mismo al principio de la película
  • matar a J
  • matar a F
  • la subasta de la finca
Actúa sin interés propio:
  • es un personaje que ni siquiera tiene nombre.
  • las varias veces que F le pregunta quién es, A siempre responde con nombres de víctimas de F. A se anula, no es nadie, es las víctimas de F. (A le dice a F: "tu y yo tenemos más de un negocio pendiente" -cada una de sus víctimas).
  • cuando recita a F la lista de sus víctimas no menciona a su hermano, pues él aparenta mexicano y todos los nombres que cita son anglosajones.
  • no tiene ningún interes en el dinero, en las tierras, en la mujer.
  • no persigue la venganza (pues incluso evita que asesinen a F).
  • no persigue la justicia de los hombres (que ahora ya no es tiempo de buscarla). Por eso no pretende llevar a F a los tribunales, sino que hace un duelo con F.
  • habla de forma impersonal de lo que él ha hecho, como cuando dice "hay mucha mortalidad entre tus hombres", en vez de decir: "ayer maté a tres de tus hombres y hoy a dos".
  • su expresión, después de matar a F, es seria, no de "ego vengativo satisfecho", sino de "deber cumplido" ("Yo ya he acabado aquí"). No es que A esté serio porque no sepa sonreir, pues lo hace en algunas escenas, como en el mesón con C o la final también con C, que hace un chiste a pesar de estar muriéndose.
  • completamente frío e impersonal en sus expresiones, como cuando, al final, responde a F: "hace tiempo".
  • De una pureza impecable en su comportamiento en un par de escenas (cuando Jill va a volver a la ciudad y él se lo impide y al final, cuando ella es sorprendida en el baño)

  • ¿La sorpresa de Jill en el baño es para resaltar la pureza, la impecabilidad del comportamiento de A?
La misión de A es detener las carnicerías de F y que F recupere su sensibilidad hacia sus víctimas, devolviendole la armónica como él la recibió. Para que sienta lo que él sintió en el asesinato de su hermano.

A tiene la apariencia de un campesino mexicano que, movido por el asesinato de su hermano y de otra gente (cuyos nombres le recita cuando F le pregunta quién es), siente el deber de acabar con esos pistoleros. Y para ello se supone dedicó mucho tiempo para aprender a disparar muy bien, tanto como para poder enfrentarse a pistoleros profesionales y matarlos. Misión en la que se juega la vida, evidentemente. Se juega la vida por impedir más muertes de inocentes. ("No hay amor más grande que el que da la vida por sus amigos").

Viéndole matar pistoleros, podríamos decir que A está como M, poseído por un objetivo e insensible a los daños que tenga que hacer para conseguirlo.

Este no es el caso, ya que él sólo mata en clara defensa propia -varios contra uno-, porque no le queda otro remedio (para defenderse de los que le van a asesinar, para defender a los asesinos de Jill y a los que van a asesinar a F).

Sólo hay una escena donde no es defensa propia: cuando F va a buscarle. Los duelos están prohibidos por la ley y la Iglesia, que los acepta por un interés público (que F dejara de matar).

A se lleva a enterrar el cadaver de C, que es una de las obras de misericordia que ordena la Iglesia: "enterrar a los muertos".

Diálogo final de F con A

F: ¿Me esperabas a mí?
A: Hace tiempo.
F: Morton decía que nunca llegaría a ser como él. Ahora comprendo lo que quería decir: él hubiera dormido tranquilo aún sabiendo que tú estabas vivo.
A: ¿Te has convencido de que no eres un hombre de negocios? (de que no sólo persigues el dinero)
F: Soy un hombre.
A: 'Una vieja raza' y, mirando las obras del ferrocarril, añade 'vendrán otros Morton y la harán desaparecer'

(gente completamente entregada al dinero sin ningún contacto con su conciencia: gente que llegará con el ferrocarril y convertirá el campo en ciudades, lo civilizará. Porque tiene más poder el dinero que las armas, como le enseña M a F)
F: 'Pero el futuro no nos interesa'
(El dinero es la materialización del futuro, de una promesa de pago futuro: antes los billetes decían "El Banco de España pagará al portador la cantidad de X pesetas. Ahora sin la confianza de que con un billete podremos comprar algo, no lo aceptaríamos")
Porque a A tampoco le interesa ni el futuro ni el tiempo, pues A busca desde "hace tiempo" devolver la armónica a F.
A está en la eternidad , no es esclavo del espacio ni del tiempo. Tampoco es esclavo del espacio, porque cuando acaba la misión que tenía que cumplir, se va).
McBain tampoco estaba preocupado por el tiempo: se estableció y esperó. Como A se establece y espera que venga F.
En cambio, M vive preso del tiempo, como cualquier hombre de negocios, y encima, con su enfermedad "le ha entrado prisa" (en la cabeza).
La respuesta de A ("Hace tiempo") suena completamente intemporal.
F: ¿Sabes por qué estoy aquí? No por la tierra, ni por el dinero, ni por la mujer. He venido sólo por tí, porque ahora me dirás de una vez lo que buscas.

Jill (J)

J se comporta como una mujer: amorosa y pasiva. (Y fuerte interiormente, valiente e inteligente como cualquier gran persona).
Alquilaba su cuerpo, se adapta a todo: dejar la ciudad, aceptar hijastros, volver a la ciudad, quedarse otra vez en el campo; le dice a F que hará lo que sea para que no la mate, y que acepta la última enseñanza de C: que sea tolerante si alguno se sobrepasa un poco.
Amorosa (quiere a sus hijastros), amable (sonríe a la empleada cuando entra en la lavandería) y fuerte interiormente (le dice lo que piensa a C cuando va a su casa, soporta que F le recuerde que es el asesino de su marido o le diga que va a buscar una solución más 'sencilla y rápida').

No se dice en la película si conoció a su marido como cliente.
Es capaz de tirar por la borda todo lo que sabe y tiene "te conozco: mundo" por seguir algo superior.
Tiene claro el orden de prioridades de las cosas y que lo más importante es lo invisible: "haced de mí lo que queráis, después de un baño estaré igual, con un recuerdo asqueroso", hace lo que sea con F con tal de salvar la vida, acepta la última enseñanza de Cheyenne: dejar que abusen corporalemnte ligeramente de ella para que ellos obtengan un fin mayor: reponerse de un duro trabajo.

Puede intentar encontrar las ocasiones en que J esboza, durante sólo una décima de segundo, una sonrisa. Como mínimo hay dos.

Cheyenne (C)

Otro que ha matado por conseguir dinero, pero no ha caído tan bajo como F por conseguirlo:
    "No soy un canalla", "Yo he matado a mucha gente, pero a un niño, ¡nunca! Es como matar a un cura, un cura católico, claro"
    (Se entiene a un cura católico verdadero, no de los que hace 55 años mandan en el Vaticano)
Quiere el dinero pero no su reverso inevitable: la civilización con sus leyes y su policía, los federales.
- - -

Cuando Cheyenne y Jile están hablando de dónde pueden estar el montón de dinero que justifique la matanza, (min. 60 aprox.), Cheyenne se sienta en una silla junto a una maqueta de madera de una locomotora de tren. Tienen el motivo del asesinato al lado pero todavía no saben verlo. (En la vida nos ocurre lo mismo: todo lo tenemos contínuamente delante de los ojos. Es nuestro estado de ceguera o ignorancia lo que nos impide verlo). La escena siguiente empieza con la vista de otra maqueta de locomotora, la de Morton.

- - -

Jile le dice a Cheyenne (en el min. 69), que le hubiera gustado "tener media docena de hijos, cuidar de una casa", y a eso lo llama "hacer algo" (en la vida), en contraposición a lo que había estado haciendo hasta ahora (usar su atractivo corporal con los hombres).

Cheyenne, al final de la película, le pide a Jile que vuelva a usar el atractivo de su cuerpo con los hombres. Le explica cómo ese atractivo puede alegrarlos / aliviarlos después de una dura jornada de trabajo.

Le está explicando que el "hacer algo" en la vida no sólo es lo que ella consideraba. Le ayuda a asumir y no dejar de lado el don que recibió (su belleza) y a usarlo para el bien: No para facilitar o satisfacer las tentaciones de los hombres sino para elevarles como gratificación de una dura jornada de trabajo.

Cheyenne sabe de lo que habla, pues su madre tuvo la misma profesión que Jile, y supo ver cómo cualquier profesión, por dura que sea, puede hacerse más o menos bien ("La profesional más grande de Alameda y la mujer que más valía del mundo"), de forma que, al menos durante un tiempo, su padre tuvo que ser un hombre feliz.

Y enlaza con el tema de la valía personal (que no depende del dinero que tengamos): su madre es "la mujer que ás valía del mundo", le dice a Jile: "vales mucho", pues sabe hacer buen café, es valiente como para decirle las cosas a la cara a un asesino, sabe que su dignidad no se pierde por hacer de puta... pero sí se pierde cuando hacemos el mal o asesinamos por dinero.

Jile, viuda dueña del pueblo, no se dedica a vivir del dinero, sino que sigue trabando por los demás en lo que puede (llevando agua a los esforzados trabajadores).

El posadero

Rechaza la oferta de su hermana para que trabaje con ella en la ciudad y "gane dinero" porque prefiere la vida "tranquila" del campo, donde no hay "hombres difíciles y mujeres fáciles" como en la ciudad.
Lo dice justo después de presenciar una escena de tiros, muertos, forajidos,...
Y acaba con otra frase sobre la vida apacible del campo justo antes de la escena más trágica de la película.

Los pistoleros asalariados

Están dispuestos a cualquier cosa por dinero ("¿Qué hacemos con este, Frank?"). Se venden al mejor postor: ahora sirven a F, al final a M. Totalmente entregados al dinero igual que M está entregado a su plan (e insensibles a todo lo demás).

El dinero

"Personaje" omnipresente:
  • "ganarás dinero" le dice al posadero su hermana
  • Morton sobornando
  • Morton explicando a Frank el poder del dinero
  • J y C buscando dinero en casa del difunto

  • Los forajidos del inicio que se niegan a pagar el billete al jefe de estación

El transcurso del tiempo

Otro personaje que aparece con intensidad cuando conviene (la espera del inicio de la película, la espera infructuosa de J en la estación, la desesperación de F "ahora me dirás de una vez lo que buscas" ) y que desaparece en el resto de la película, acompañando la interpretación de los "héroes" de la película y remarcando la del "antihéroe" (M).

Quizá este sea el argumento de la película: la llegada al lejano oeste del tiempo, del ferrocarril con sus horarios y sus retrasos, de la prisa, de "el tiempo es oro", del dinero, de los Morton que harán desaparecer la "raza de hombres".

El lavarse

Como limpieza externa e interna, purificación. Externa: se lavan los viajeros en el mesón, lavandería del pueblo,... interna: J después del mal trago, C antes de morir,...

Diferentes actitudes de los personajes

  • Los que traen la civilización (promueven el ferrocarril con su dinero -M- o con su trabajo -F y sus secuaces; las nuevas fuerzas del orden en forma de policías federales)
  • Los se resisten a la civilización (el taxista que echa pestes del ferrocarril, C que mata federales)
  • El que sabe ver 'el signo de los tiempos' (McBain), se prepara (compra las tierras) y espera su momento para beneficiarse.
  • El que sabe lo que viene (A: "vendrán otros M") pero su acción no está influída por ello (tanto ayuda en la construcción de la estación como dificulta el avance del ferrocarril al frenar a F).
  • La que se adapta a todo por sobrevivir (J)

Preguntas sin resolver

  • ¿Por qué la cantidad con la que Morton soborna a cada uno es la misma con la que los secuaces de F intentan comprar la hacienda de J?
  • ¿Por qué la cantidad que F da a ganar a A (1 dólar) es lo que A paga por el vaso de ron? (en el Oeste bebían ron, el whisky llegó más tarde)
  • ¿Porqué el asesinato del hermano de A es en una puerta y en otra puerta se inicia el duelo final? ¿como símbolo de paso de un lugar a otro, de este al otro mundo?

Algunos detalles cuidados de la película

  • Cómo amartillan y desamartillan las armas o les quitan el seguro.
  • Cómo agarran sus pistolas para indicar al otro que no van a disparar con ventaja.
  • La diferencia entre las maquetas de tren que tienen McBain y M.
  • La diferencia de vestimenta entre A y los pistoleros.
  • Cuando A va al pozo con J, se gira al quitarse la chaqueta para que los sicarios de F vean claramente que no lleva arma ni por delante ni por detrás.
  • Unos beben en vaso y otros beben directamente de la botella (o del sombrero), como indicando una escala.
  • F escupe antes de matar a Timmy, como cuando algo nos repugna.
  • C, en la posada, pide "beber" (en la versión en español). No dice "wiskey" (que no se bebía en el Oeste), ni "ron", que era lo que se bebía pero chocaría al espectador.
  • Sólo fuman (fumar como vicio) los "malos": M, F, secuaces de F, (no C, no A, ....

  • el posadero si,...)

Cómo se maneja al espectador

  • En la primera escena, larguísima, el espectador acaba sintiendo "la espera" igual que los personajes. Ellos esperan el tren, el espectador que "empiece la película".
  • En toda la película se mantiene al espectador con la misma pregunta desesperada que se hace F "¡quién eres!" (¿Quién es Armónica?), y que averigüa pocos momentos antes que lo hace F.

Otros detalles

  • J besa a F cada vez que éste le dice una barbaridad, quizá por miedo a que no pueda controlar su expresión facial.
  • Cuando C y A descubren que McBain quería fundar una ciudad alrededor de la estación, lo que citan para deducir que era una ciudad es: la oficina de correos, la estación del tren, la cuadra para los caballos, la iglesia. (No dicen: banco, tienda, hospital, escuela, cárcel,...).
Los versículos que leen en el entierro, (Jn 11, 25) parecen la moraleja de la película:

Yo soy la resurrección y la vida. Cuando decimos "Yo soy" instintivamente nos apuntamos con el dedo al corazón (realmente es al plexo solar).(El Cristo que llevamos dentro está en el corazón)

Cuando nos guiamos por el corazón, resucitamos y estamos vivos.

Resucitamos a la muerte que sentimos cuando dejamos de guiarnos por la cabeza (cuando dejamos de ser esclavos de nuestro ego)

Sólo estamos vivos cuando usamos la cabeza al servicio del corazón , sino, somos como máquinas: persiguiendo el placer y huyendo del dolor.

El que creyera en mí y encontrara la muerte, vivirá. El que creyera en su corazón y encontrara la muerte (que se siente al dejar de guiarnos por la cabeza), empieza a vivir de verdad.
Quien de esta manera viviera y creyera en mí, nunca morirá. Para vivir de verdad hay que escuchar al corazón y actuar acordemente.

Una vez empezamos a vivir de esta manera, moriremos temporarlmente, pero resucitaremos en cuerpo y alma el día del juicio final para no volver a morir jamás (ya sea en el cielo o en el infierno)

- - - - - - -

El autor de este comentario es el mismo que el del libro "Beber agua de mar. Teniendo en cuenta las leyes del Dr. Hamer sobre la autocuración".



Más info   


Copyright  



Aviso legal



Arriba