Más info Ecomercado.es
Las cosas de salud, bien sencillas
Ver en versión no móvil
El (anti) papa Francisco dice herejías

Importancia de en qué tienda compramos

Las tiendas, dependiendo del tipo de producto, tienen un margen medio del 50%, es decir, que de cada 100 (pesos, euros, dólares,...) que nos gastamos en comprar algo en ella, 50 se los estamos dando al dueño de la tienda, 18 lo estamos pagando de impuesto (IVA) y los 32 restantes son para el fabricante de lo que compramos

Cuando compramos una tienda del barrio, estamos dando los 50 al dueño de la tienda. Que es nuestro vecino al igual que probablemente los empleados que él tiene. Los 50 pesos quedan en el barrio.

Cuando compramos en un gran supermercado de una multinacional, los 50 pesos van a la central de ese supermercado que está muy lejos de nosotros. Ciertamente que esa central luego envía un poco de ese dinero para pagar a los empleados que nos han servido que serán vecinos nuestros, para pagar el alquiler de la tienda, los impuestos locales, etc. Quedan en el barrio 3(?) pesos.

Cuando compramos en una tienda on-line de internet estamos enviando los 50 a la central de esa tienda que está muy lejos de nosotros. Ellos no hacen ningún gasto en nuestro barrio, en nuestra ciudad. Quedan en el barrio cero pesos. Ninguno de mis vecinos recibe nada por mi compra.

A ello se junta el “dumping” y otras malas acciones

Imaginemos una gran empresa (no citaremos nombres, no diremos ni Goglle, ni Amason, ni ,,,). Imaginemos que los bancos le dejan un montón de dinero durante 5 años. ¿Qué hace con ese dinero? Pues vender sus productos a un precio baratísimo, perdiendo dinero en cada venta, en nuestra ciudad. ¿Qué consigue con ello? Como los precios son tan baratos, todo el mundo les compra a ellos y nadie a las tiendas de toda la vida de la ciudad. Resultado: las tiendas cierran por las pérdidas por los gastos fijos que tienen y ninguna venta. ¿Qué hace la gran empresa? Sube los precios y empieza a ganar dinero. ¿Quién va a atrevarse a reabrir una tienda con los nuevos precios sabiendo que hay ese competidor y después de perder lo que han perdido? Nadie. Y como no hay otro sitio donde comprar, todo el mundo tiene que ir a la gran empresa y pagar el precio que quieran. Con el dinero que gane esa gran empresa en mi ciudad van a hacer lo mismo en la siguiente.

Consecuencias

Luego no debe extrañarnos:

  • que cierren todas las tiendas del barrio, que la gente se vaya o no tengan dinero y dejen de comprarnos a nosotros también.

  • que vayan cerrando todas las tiendas pequeñas y sólo queden las grandes.

  • que nuestra familia y amigos que trabajaban en ellas se queden en la calle y tengan que mendigar un empleo abusivo a 1000 km de su casa en una gran tienda.

  • que tengamos que desplazarnos una gran distancia porque las tiendas cercanas a casa han desaparecido.

Cuando compramos en una tienda on-line por ahorrarnos un dólar, estamos diciendo:

  • que la vida del tendero de la esquina nos importa menos que eso. Porque su vida depende de nosotros, sus clientes.

  • que el dinero nos importa sobre todas las cosas (pecado contra el primer y más importante mandamiento)

(Sin juzgar a nadie, cada uno responderá ante Dios. Quizá el señor que ha comprado algo por internet es porque no le ha quedado otro remedio, porque sólo lo ha encontrado en una tienda en internet. Quizá el fabricante que vende algo por internet es porque no puede venderlo de otra forma).

Qué dice la Iglesia (la de siempre, la verdadera, no la de ahora)

La doctrina social de Nuestro Señor Jesucristo dice que es lícito el enriquecimiento como resultado del trabajo, pero no del capital.

  1. Cuando compramos la comida a un campesino, estamos pagándole todo el precio por su trabajo.

  2. Cuando compramos la comida a una gran empresa, estamos pagango a alguien que montó la empresa sólo con dinero, no con su trabajo. Y esto es contrario a la doctrina de la Iglesia.



Más info   


Copyright  



Aviso legal



Arriba