Más info Ecomercado.es
Las cosas de salud, bien sencillas
Ver en versión no móvil
El (anti) papa Francisco dice herejías

Importancia de en qué tienda compramos

Las tiendas, dependiendo de los productos, tienen un margen medio del 50%, es decir, que de cada 100 (pesos, euros, dólares,...) que nos gastamos en ella, 50 se lo estamos dando al dueño de la tienda y el resto se lo reparten sus proveedores, transportistas, etc.

Cuando compramos en una tienda on-line, cuando compramos en una "gran superficie", en un gran supermercado de una multinacional,... estamos enviando el dinero muy lejos de nuestra casa, a gente que no conocemos.

Y generalmente, las grandes empresas, que tienen mucho dinero, es porque tienen buenas relaciones con los bancos, que crean todo el dinero que quieren, que están en manos de gente que tiene "línea directa" con el Diablo.

A ningún católico (ojo, verdadero, no los que hay ahora en el Vaticano) se le ocurriría crear dinero de la nada.

(Esta web está alojada en una empresa local, pequeña, independiente de ningún gran grupo)

Consecuencias

  • Luego no debe extrañarnos:
    • que vayan cerrando todas las tiendas pequeñas y sólo queden las grandes. ¿Por qué no cierran las grandes? Porque reciben todo el dinero que necesitan de los bancos (que lo crean de la nada).
    • que nuestra familia y amigos que trabajaban en ellas se queden en la calle y tengan que mendigar un empleo abusivo a 1000 km de su casa en una gran tienda.
    • que tengamos que desplazarnos una gran distancia porque las tiendas cercanas a casa han desaparecido.
  • Cuando compramos en una tienda on-line por ahorrarnos un peso / euro / dólar, estamos diciendo:
    • que la vida del tendero de la esquina nos importa menos que eso. Porque su vida depende de nosotros, sus clientes.
    • que el dinero nos importa sobre todas las cosas (pecado contra el primer y más importante mandamiento)

Qué dice la Iglesia (verdadera)

La doctrina social de Nuestro Señor Jesucristo dice que es lícito el enriquecimiento como resultado del trabajo, pero no del capital.
  1. Cuando compramos la comida a un campesino, estamos pagándole todo el precio por su trabajo.
  2. Cuando compramos la comida a una gran empresa, estamos pagango a alguien que montó la empresa sólo con dinero, no con su trabajo. Y esto es contrario a la doctrina de la Iglesia.


Más info   


Copyright  



Aviso legal



Arriba