Más
info
El (anti) papa Francisco trabaja para el Demonio

Gabriel García Moreno

Fué presidente de Ecuador durante el siglo XIX.

Gobernó siguiendo la doctrina de Cristo.

Desde la Edad Media, es un ejemplo brillante de país gobernado por la ley de Dios.

En pocos años triplicó el presupuesto del estado, eliminó la deuda externa, se revaluó su moneda, y todo ello sin subir los impuestos.

¿La explicación? Acabó primero con la corrupción.

Murió asesinado por los masones. (Sabía que le iban a matar pero se negó a alterar su trabajo, a aceptar escoltas).

En gloria estará muy probablemente, intercediendo por nosotros.

Quizá es un poco por su herencia que Ecuador es el primer país de sudamérica donde se enseña Hamer en la universidad.

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright  -  Aviso legal      
Arriba