Más
info
El (anti) papa Francisco trabaja para el Demonio

Verbos duales

La lengua Tojolabal

Los tojolabales (en Chiapas, México) tienen unos verbos que no producen una separación de roles Sujeto - Objeto, sino que describen una acción que se realiza por dos Sujetos a la vez.

Y así, para ellos no es ninguna expresión poética el "mandar-obedeciendo", sino que sencillamente es su forma de hablar cotidiana.

Y así ellos dicen:

"Yo le dije - él escuchó mi parecer"
Su gramática no les permite decir "Yo le dije mi parecer".

Es decir, son verbos que se usan cuando hay dos Sujetos activos, no un Sujeto activo y otro pasivo (el Objeto).

Cómo nos ilumina este hecho a las otras lenguas

Pues nos sirve para entender más profunda o correctamente ciertas situaciones.

Nuestros lenguajes con frases Sujeto - Objeto ("Dios me condenó") nos facilita caer en errores:

Así, los tojolabales, tienen más claro que:

En el juicio particular después de la muerte (cualquier juicio)

(no hay un "pobre condenado" que recibe pasivamente una sentencia)

Una madre dando pecho

(no hay un "bebé que recibe pasivamente la leche materna")

La gracia de Dios

(no somos sus criaturas esclavas de su voluntad: somos 100% libres)

Sin mí nada podéis hacer

(no somos sus criaturas 100% libres y 100% dependientes)

Perdonar y ser perdonado

(Dios no nos puede perdonar si nosotros no creemos que hemos hecho nada malo. Nosotros no somos unas pobres criaturas a merced de la arbitrariedad de Dios)

Si somos creyentes (nuestra vida está dedicada a Dios, sea cual sea nuestro estado), todas las penas que suframos (hasta las más pequeñas) y las dificultades que (con la gracia de Dios) superemos para continuar viviendo y sirviéndoLe, nos sirven para pagar por nuestros pecados y ganar más mérito para la vida eterna. ¡Gran alegría en cada una!
Copyright  -  Aviso legal      
Arriba